El lago Atitlan


Cada lugar tiene una historia que contar


#volvésdistinto

Contemplar el Lago Atitlan produce sensaciones únicas, cuando lo descubres desde los alto de la montaña espejado y tranquilo podrías sospechar que estás viendo una imagen que proviene de un universo paralelo, en donde los mayas siguen navegando en canoas, y donde los millares de mitos siguen sucediendo.
A su alrededor conviven ademas de 12 pueblos mayas, tres volcanes, terrazas cultivadas, cafetales, casas coloridas y muelles que forman un combo visual irresistible. Pero además de lo estético, como en todo lo más importante sucede adentro, y es que en esos pueblos, todavía el sincretismo religioso cristiano-ancestral marca la vida diaria, y  se pueden escuchar el kakchikel, quiché o tzutujil, y entonces uno se siente contemporáneo de lo que se vivió hace miles de años, sin mediación de ningún historiador.

Te contamos un poquito de los pueblos que rodean al lago.

Panajchel

Panajachel, o Pana, como lo conocen los locales, considerada la puerta de entrada al Lago Atitlán y a sus pequeños pueblos tradicionales.
Restaurantes, hoteles, tiendas, se aglutinan entorno a la arteria principal que conforma la calle Santander y que da vida al pueblo más turístico y menos auténtico del Lago Atitlán, pero que ofrece unas increíbles vistas del Lago Atitlán y de los tres Volcanes, en un entorno de serena belleza.

San Pedro La Laguna

Sembrado en la ladera del volcán, San Pedro tiene dos facetas, una con los turistas en busca de tambores africanos, clases de español y de pintura, senderismo en el volcán y relax, y otra más introspectiva que sigue ritmos más tradicionales, vestidos con atuendos indígenas y los pedranos predominantemente indígenas (como se llama a los lugareños)  congregándose alrededor de la zona del mercado.

San Marcos

Es uno de los pueblos de los lagos más pequeños con algunos miles de habitantes, una mezcla de lugareños mayas y expatriados bohemios, donde todo el mundo dice buenos días cuando te pasan por la calle.

Conocido como un centro espiritual, los turistas van en busca de retiros de yoga, para practicar Reiki, curación de cristal y meditación. Encontrarás talleres de danza, yoga tántrico y sueños lúcidos. Incluso si no tiene inclinaciones místicas, San Marcos es un lugar hermoso para escapar del mundo y disfrutar nadando en el lago y caminando por las montañas.

Santa Catarina Polopó

Santa Catarina de Polopó es probablemente el pueblo más lindo del lago Atitlan, desde su mirador puede uno conseguir la vista más plena del lago y sus volcanes. Sus casas pintadas de colores, su iglesia colonial, sus playas y aguas termales, te invitan a quedarte para siempre en este lugar donde el tiempo parece eterno.

Contempla el lago sagrado

Contactanos

(351) 153 - 733 054 / (351) 384 - 7409

(351) 230 - 1707

    Suscribite y recibí nuestras novedades,
    contenidos exclusivos y mucho más.