Como vas a saludar cuando vuelvas a viajar?


Cada lugar tiene una historia que contar


#volvésdistinto

En Travel Wise estamos practicando saludos para cuando volvamos a viajar, y como golpearse los codos no nos parece apropiado, investigamos algunos saludos en el mundo que no implican contacto físico, pero son cálidos y respetuosos.

El namasté de la India a Nepal
Aunque seguramente hayas oído la palabra “namasté” acompañada del mudra (gesto) de palmas unidas apuntando hacia arriba, en la cultura popular occidental, este saludo suele utilizarse fuera del contexto cultural y de forma inapropiada. La historia del gesto se remonta a varios miles de años atrás”. Se menciona en el Rig-veda, el veda más antiguo (los vedas son una colección de textos hindúes fundamentales)”.
La palabra sánscrita quiere decir “te reverencio”, y Selvakumar explica que “cuando alguien realiza el saludo de namasté, inclina ligeramente la cabeza frente a la otra persona como queriendo decir ‘lo Divino en mi interior se inclina ante lo Divino que hay en ti’. Se considera una señal de respeto y gratitud”.
En este saludo hay humildad y respeto, y se cree que el mudra también protege a la persona que lo realiza con sinceridad. “Al juntar las manos, proteges y conservas tu energía, en lugar de absorber la de otra persona”, explica Anjhula Mya Singh Bais, traumatóloga y budista nichiren.

El wai en Tailandia
El saludo típico de Tailandia, el wai, también consiste en inclinar suavemente la cabeza con las manos juntas, lo que pone en evidencia la influencia del hinduismo y el budismo en la cultura Tailandesa pasada y presente.
“Muchos hindúes y budistas rezan con las manos unidas. Pero el wai también representa un saludo que significa que somos muy abiertos, que no llevamos armas y que venimos en son de paz”, afirma Amporn Marddent, profesora del Programa de Estudios Culturales del Instituto de Artes Liberales de la Universidad de Walailak, en Nakhon Si Thammarat.
Además de utilizarse en la práctica espiritual y como saludo, el wai tailandés también se realiza en la danza, a la hora de pedir disculpas e incluso para evitar peleas en el patio del colegio.
“El significado es bastante fluido, pero hoy en día, cuando saludamos con el wai también decimos ‘sawatdee kha’ o ‘sawatdee krab’ (según nuestro género). Así que el wai también es un “hola” muy formal”, afirma Marddent.
Como el wai no requiere contacto, constituye una forma de saludo más segura durante la pandemia del coronavirus. De hecho, la directora del departamento de enfermedades epidémicas y pandémicas de la Organización Mundial de la Salud, Sylvie Briand, recomendó usar el wai tailandés como alternativa al apretón de manos.
Para expresar un nivel superior de respeto, puedes inclinarte más y colocar las manos a mayor altura: al nivel del pecho para el saludo entre pares, al nivel de la cara cuando saludas a un superior o a un anciano y con los pulgares al nivel de la frente para mostrar el máximo nivel de respeto, algo que suele reservarse para los monjes y el rey.

La reverencia en Japón
La reverencia, que comenzó como una práctica exclusiva de la nobleza hace más de mil años, hoy es el saludo no verbal más común de Japón. “Llegó a Japón desde China en el siglo VII” La reverencia surgió para mostrar la diferencia de clase… la persona que se inclinaba doblaba el cuerpo para parecer más pequeña”
La reverencia japonesa actual no es exactamente igual a la que se usaba en el pasado. En la reverencia moderna, la gente usa este lenguaje corporal para saludarse. Hoy en día, al inclinarte, puedes mantener los pies firmes en el suelo. En el pasado, cuando el tatami era un elemento muy característico de las casas japonesas, la persona realizaba la reverencia sentada.
Refleja el cambio del estilo de vida. Las personas se sentaban en esteras de tatami con las rodillas dobladas y después hacían una reverencia sobre las piernas. Hoy en día eso ya no se utiliza, salvo cuando asistimos a ceremonias de té o a otras prácticas tradicionales.
Pero el componente clave de la reverencia japonesa sigue intacto: inclinar la cabeza hasta un grado que coincida con el mensaje que pretendes enviar. Inclinar el cuerpo y bajar la cabeza son gestos que expresan respeto hacia los demás: “Cuando te inclinas, te inclinas con la cabeza hacia abajo. La intención, naturalmente, no es agredir ni atacar”.

El saludo sin contacto en Zambia
En Zambia, el apretón de manos es muy común, pero también para expresar un simple “hola”, ahuecas las manos y aplaudes al tiempo que pronuncias “mulibwanji” (que significa “hola” y se usa en cualquier momento del día) o “mwakabwanji” (“buenos días”).
Si vas a conocer a tus suegros, el saludo será diferente. Ahuecas las manos como en el saludo general, te pones en cuclillas y das las palmadas en esta posición. Al descender con el cuerpo mientras saludas, estarás expresando un mayor respeto.
Cuando conoces a otras personas mayores, puedes saludar colocando las manos en el pecho y en el estómago y doblando ligeramente las piernas, de forma similar a una reverencia.

El salaam del islam
Se calcula que hay 1.800 millones de musulmanes en todo el mundo, por lo que es común que existan variaciones de los gestos que acompañan el saludo tradicional “as-salamu alaikum” (“que la paz esté contigo”).
Si bien muchos salaams (saludos) implican formas de contacto (es común que los miembros de las comunidades musulmanas del mismo género o familia se saluden con un apretón de manos, un abrazo y varios besos en las mejillas), el contacto físico no es obligatorio. De hecho, hay una conciencia del contacto físico inherente al islam que determina la manera en que se saludan las personas de la comunidad musulmana.
En ciertos hadiz, o relatos de profetas, el profeta Mahoma afirma que está prohibido tocar a una persona del género opuesto. Como saludo inicial, un salaam sin contacto sería la mejor recomendación, por respeto a los límites personales o los valores culturales o religiosos de la persona a la que saludas, y para preservar la salud de todos durante la pandemia. Puedes hacer lo que hacen muchos musulmanes y saludar colocando la mano derecha sobre el corazón.
“En la tradición islámica, el corazón es considerado un símbolo sagrado y fundamental, más importante que el cerebro o la mente. El corazón es donde reside el alma. Allí está tu vida espiritual. Podría decirse que tocarse el corazón se considera algo sagrado. Es como si deseáramos que la paz esté con esa persona y la mano derecha sobre el corazón es un gesto que reconoce la sacralidad en su interior.

Y vos cual vas a usar?

Galería

Mirá algunos saludos que te pueden gustar.

#,

Somos Travel Wise

Blog
Leer nota

Dubai + Turquía

Blog
Leer nota
#, ,

Como vivir en un cuento: recorriendo el Valle del Loira

Blog
Leer nota
Contactanos

(351) 153 - 733 054 / (351) 384 - 7409

(351) 230 - 1707

    Suscribite y recibí nuestras novedades,
    contenidos exclusivos y mucho más.